Racismo, discriminación y estigma

Las desigualdades se construyen socialmente y se legitiman a partir de marcos de interpretación cultural que las justifican. Así, los estereotipos y prejuicios funcionan como sistemas de categorización de individuos y grupos, a los que se les atribuyen rasgos o características, a partir de los cuales se validan y refrendan las diferencias de posición y situación que condicionan su acceso a distintos tipos de recursos. En este sentido, interesan estudios que aborden situaciones de exclusión social por discriminación y estigmatización basadas en diferencias étnico-raciales, generacionales, de nacionalidad, credo y/o discapacidad, entre otras.